Abierto de Australia; lluvia de sorpresas, Djokovic, Osaka, finalistas

Por Dylan Vera Silva

Quequi

Para todos los amantes del deporte blanco, el Abierto de Australia, el primero de 4 que hay en año ( Roland Garros que es en arcilla, Wimbledon en césped y el Abierto de Estados Unidos en pista dura) ha sido un torneo lleno de sorpresas y emociones fuertes, eliminaciones no esperadas, las jóvenes promesas que no han levantado como se pensaba y la continua dominación de algunas estrellas, que si bien, se encuentra en la recta final de su carrera, siguen dando esperanza a sus fans. El tenis (Tennis en inglés) es hermoso, así que vamos a sumergirnos un poco en el deporte blanco. 

El Open de Australia (como se conoce en inglés) desde mi perspectiva y repasando su historia, debe ser el Grand Slam que mayores complicaciones ha tenido, comenzando por que es en Australia, un país bastante lejano a los centros más importantes del tenis a nivel mundial (Inglaterra, Estados Unidos y Francia), estamos hablando que entre Francia y Australia hay 16,961 Kilómetros de distancia, 21 horas de vuelo y bastantes escalas, claro, esto en tiempos actuales, pues en los años 20, los jugadores mantenían 1 o dos meses viajando para poder participar en el torneo, tema que sin duda complica la participación en dicha justa deportiva, ¿lo habías considerado?.

Entre cambios en su sede, el tipo de superficie y el calendario de juego, este torneo ha ido evolucionado hasta convertirse en uno de los que más gusta a los fanáticos de todo el mundo. Como podemos ver, este es el primero abierto de los 4 que les mencioné que se disputa en el año, con lo que se declara el inicio de la temporada, algo así como el banderazo inicial que nos avisa, que el tenis, está de regreso, pero no siempre fue así, de hecho, en sus inicios, este era el último torneo del año, con la finalidad de atraer más fans, al final se modificó para que este fuera el primero.

Generalmente este torneo arranca en la tercera semana de Enero, o por lo menos ya llevaba bastante siendo de esta forma, pero dadas las condiciones sanitarias actuales, que estoy seguro, todos ya estamos cansados de mencionar, este 2021 arrancó el 8 de febrero. La sede, por ley es Melbourne, ciudad que también acoge otros enormes deportes (guiño a la F1) pero han experimentado con otras ciudades, de hecho este gran torneo se ha desarrollado en Sidney, Perth, Brisbane y Adelaida, con lo que corroboramos la primera afirmación, si que ha atravesado bastantes modificaciones ¿no?

Ya que se dieron cuenta que la mejor opción era Melbourne en 1972, solo faltaba decidir si se iba a llevar a cabo en en Kooyong Lawn Tennis Club o en el Flinders Park (este es el Melbourne Park con su nombre aterior). La decisión no fue muy difícil de tomar dado al tamaño de las instalaciones y después de haber llevado a cabo el torneo en ambas, en 1988 se decantaron por el recinto más grande, que hasta la actualidad es la casa de este gran torneo el Melbourne Park.

En el cambio de instalaciones, se hizo un brinco entre el tipo de superficie muy importante, pasando de césped al que ahora se utiliza que es la “pista dura”, lo que nos trajo a una leyenda: Mats Wilander,  que también fortaleció su carrera debido a estas circunstancias de tiempo, pues es el único jugador que ha ganado este abierto en ambas superficies, una hazaña bastante digna de admirar, que lo llevó a ganar el codiciado trofeo, que en el caso de los hombres, se llama Copa Norman Brookes Challenge Cup y para las damas, es el Daphne Akkurst Cup.

Desde el inicio del torneo 2021, nos hemos llevado grandes sorpresas, pero sin duda debemos mencionar en primero lugar el salto de Naomi Osaka quien es la primera finalista del torneo, pero no solo esto, se ha convertido en la heredera al trono de Serena Williams, tras derrotarla por 6-3 y 6-4 en un partido lleno demociones fuertes e intercambios dignos de una liga no humana. La japonesa va por su cuarto título de Grand Slam, y por una historia que muestra grandeza, por su parte, Serena sigue tras la búsqueda del título número 24, algo que sin duda llegará, o por lo menos eso es lo que esperamos todos sus seguidores.

Naomi Osaka.

En el caso de los hombres, el desquiciado y tachado Novak Djokovic derrotó al joven Aslan Karatsev en tres sets ganando por 6-3, 6-4 y 6-2. El serbio que hasta ahora es el #1 del mundo, ha dejado más que buenas actuaciones en el certamen, protagonizando una de las escenas más ridículas en la historia del Abierto de Australia tras agarrar a golpes su raqueta hasta romperla en el piso, algo que solo generó incomodidad, pena ajena y una profunda decepción por parte de los fanáticos reales del deporte blanco, que no están acostumbrados a ver este tipo de comportamiento burdo, sin duda su desempeño es impecable, pero para ser un atleta elite como Rafael Nadal o Roger Federer, se necesita algo más que talento deportivo.

Novak Djokovic.

Este torneo ha dado bastante que analizar y la grandiosa analista Pilar Guadarrama comparte su análisis del torneo; “Serena Williams para mí es un claro ejemplo de cómo aquellos que rompen estereotipos se convierten en leyendas. Lo que concierne al abierto, han sido duros juegos y en mi opinión y a pesar de las circunstancias, la barra esta altísima para quien quiera quitarle la corona; pero también se la han puesto difícil, realmente es alguien a quien tienen muchas ganas de vencer, pero  su forma tan estratégica de jugar es lo que la ha permitido seguir donde está, Serena tiene una capacidad increíble de concentración y sobre todo de no dejar que el juego llegue a un punto emocional, lo cual la convierte en invencible”

Rafael Nadal.

“Novak Djokovic justo fue el ejemplo de como lo emocional corroe y convierte tu juego no sólo en tortura sino que también te hace olvidar todas las horas de entrenamiento, por no saber perder. No logro identificar si Novak pensó que se la iban a poner fácil o si se confió, pero ya hemos visto en muchas ocasiones que la arrogancia y el ego no te lleva a nada bueno, ahora Alexander Zverev, estuvo a punto de ganar, pero dejó que el berrinche de Djokovic lo intimidaran y bajó la guardia. Y aquí resalto mi punto sobre la tolerancia a la frustración.

“Rafa Nadal, para mí siempre va a estar en el pasillo de los grandes, tiene una de las carreras más respetables, pero sin duda, no ha tenido el mismo desempeño que lo caracteriza. A mi parecer deja mucho que desear, pero si algo que aplaudimos también, es el supremo de control sobre sí mismo, cosa que el jugador no. 1 no ha probado. Me encantaría destacar el gran juego que Aryna Sabalenka le dio Serena Williams, una gran jugadora con un futuro enorme por delante y otro que también nos dio mucho de qué hablar, es Alexander Zverev”

Hasta ahora, la sorpresa más fuerte para todos los fanáticos, ha sido la derrota del español Rafael Nadal ante el creciente tenista griego, quien cayó eliminado en cuartos de final del Abierto de Australia. El griego Stefanos Tsitsipas remontó un 2-0 en contra y se acabó imponiendo al tenista balear por 7-5 en la última ronda. Nadal aguantó como pudo  hasta el último punto pero su rival estaba lanzado, con un saque muy potente y la sensación de que tenía mucho que ganar y poco que perder y así fue. Por desgracia el balear se despide de este torneo y el Grand Slam que históricamente peor se le ha dado y que solo ha ganado en una ocasión.

Estamos esperando a los demás finalistas del torneo que nos ha llevado vivir el deporte blanco de una forma increíble, en un año que se ve complicado pero que nadie está dispuesto a bajar los brazos. Sigamos al pendiente de las nuevas promesas que han dejado mucho que desear en 2020 y al inicio de 2021 y sobre todo, del libro que se ha ido escribiendo por parte de las estrellas, ya leyendas de ese deporte y que penosamente estamos por concluir.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta