Boxeo en Cancún: Ejemplo mundial

Dylan Vera Silva > Quequi
22 de octubre 2020

Desesperante y lleno de incertidumbre es el tiempo que estamos viviendo en la actualidad, debido al Covid-19 y la cuarentena; muchas ganas de ver deportes es lo que hay en los corazones de los fans al rededor del mundo, no obstante, existen grupos de emprendedores que a pesar de las circunstancias y dificultades, buscan, siempre apegados a las normas sanitarias actuales, regresar la emoción del deporte y el entretenimiento del más alto nivel, a los escenarios.

¿Qué tan complejo es el perfil de los boxeadores? Llenos de características específicas, las ganas, la fortaleza mental, la disposición de poner su integridad física por un objetivo, misma que va desde ganar un round, hasta ser campeón mundial en su división, sumado a las circunstancias actuales, que ponen a prueba la estabilidad de los atletas. El boxeador debe demostrar que tiene voluntad física y mental 24/7, no puede sucumbir ante ningún tipo de obstáculo, golpe, lesión o presión, es una cuestión de ir hacia adelante pase lo que pase.

No cualquier persona expone su vida de tal forma y es que la preparación es tan exhaustiva y llena de aguante, que efectivamente, muy pocos lo logran, es por eso que el boxeo, para los que lo comprenden más allá de los golpes y la sangre, se deleitan con el intercambio, la técnica y la agilidad que demuestran los púgiles.
En el pugilismo hay que demostrar humildad, y no hablando en un contexto económico, si no, en la forma de actuar, pensar, expresarse y demostrar que estas dispuesto a seguir creciendo sin perder el piso, y vaya que no todos lo logran, aquellos que se desviven demostrando el dinero que tienen por sus combates, pueden obtener fama en su tiempo, pero el mundo jamás los va a recordar.

México es un país privilegiado en el arte boxístico, y como ya les había contado en otras notas, debemos sentirnos orgullosos de poseer la dicha de ser los pioneros en la organización de eventos de box y la creación de boxeadores de elite, que ponen a la nación mexicana en alto con sus actuaciones y sus campeonatos.

Para aquellos que les cuesta comprender el intercambio de golpes como un deporte de suma elegancia, les cuento que este bello deporte centra sus objetivos en no lastimar de gravedad a su oponente y a pesar de lo que suceda en el ring, bajar y dar las gracias al oponente, sin guardar rencores, es justo ese punto que marca el profesionalismo y no se puede explicar, pero si, sentir.

El proceso, como ya les cuento, es complejo y requiere de un equipo completo para entrenar y desarrollarlo, gente cercana, que se sienta las victorias del púgil como propias y al parecer en México, esto es una constante, pues podemos ver ejemplos de equipos integrados por la familia, amigos cercanos que buscan la victoria en conjunto y los equipos de promoción del boxeo, encargados de dar a conocer los enfrentamientos y proporcionar las condiciones necesarias y correctas para llevar a cabo los eventos.

La fortaleza mental de un boxeador es brutal, una semana antes de la competencia el rendimiento puede bajar totalmente, por el descenso de peso que buscan. Como atletas, deben de llevar un plan de alimentación estricto, estar bien enfocados en iniciar el proceso de alimentación meses antes, lo que se le conoce como etapa general, para seguir con un proceso específico y posteriormente a la semana de competencia (Beka Romero, nutrióloga especializada en boxeo).
El boxeo, después de las capacidades mentales antes descritas nos lleva al camino del arte del dominio del cuerpo en el que el control del mismo es fundamental, las cualidades de coordinación, en conjunto con el trabajo motriz del cuerpo son la herramienta para explotar el choque en el ring en su máxima expresión, mismas que se han puesto a prueba con el encierro total o parcial que vivimos en el 2020.

Pero ahora, hablemos de pioneros del deporte, el boxeo toca la puerta y es que Cancún prepara la primera función de boxeo del año con público, la cual a manos de la promotora “Cancun Boxing”, ejemplo mundial en el deporte y con gran iniciativa quiere demostrar que se puede regresar a las funciones presenciales de forma ordenada ejemplar y cuidando la integridad de todos en el auditorio.

El evento se llevará a cabo el sábado 31 de octubre y será una función en la que estarán en juego dos campeonatos mundiales, tanto el de Mariana “Barby” Juárez y la “Niña” Gómez, entre otras destacadas peleas. “El uso obligatorio de cubre bocas será obligatorio, queremos dar al mundo un ejemplo de que sí se pueden llevar a cabo peleas respetando el código Covid”, explicó Pepe Gómez, presidente de “Cancun Boxing”.

El reto real, es en definitiva la lucha contra el Covid-19; Quintana Roo se mantiene en semáforo amarillo, indicando una clara mejoría en cuanto al número de contagios, lo que ha permitido tomar esta arriesgada pero valiente decisión, ya que requiere de un esfuerzo enorme de todos, comenzando por el comité organizador.
De algo podemos estar seguros, y es que la lucha por regresar al mundo deportivo que conocíamos sigue en pie y son pocos los que están dispuestos a dejar que la pandemia mundial gane. Es un esfuerzo que todos los amantes del boxeo estamos dispuestos realizar.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta