Demanda Jesús Pool a Función Pública combate efectivo a la corrupción y arbitrariedad en lugar de solaparlas

  • Pool Moo señaló que no son necesarias “consultas públicas”, pues el gobierno tiene todo el poder para ir contra los corruptos

A nombre del GPPRD, el diputado Jesús Pool Moo demandó a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, asumir un papel más activo y efectivo en el uso honesto de los recursos públicos en lugar de solapar la arbitrariedad y discrecionalidad de los actuales funcionarios federales.

Al asumir la tribuna durante la comparecencia de la funcionaria ante el Pleno de Diputados con motivo de la glosa del Segundo Informe de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el legislador quintanarroense le demandó igualmente actuar contra funcionarios corruptos de pasadas administraciones.

Recordó a la Secretaria que tiene las facultades y todo el poder para proceder contra los corruptos del pasado y del presente, y, sin embargo, no lo hace y prefiere avalar un gasto de al menos mil 500 millones de pesos en una consulta popular para determinar si procede o no ir contra ellos y encarcelarlos.

“Nosotros queremos que se encierre a los corruptos y que nos diga, Secretaria, quiénes son. Es una pena que veamos que ninguno esté dentro”, enfatizó.

Puso como ejemplo de arbitrariedad en el actual gobierno a la directora de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, Notimex, Sanjuana Martínez, quien suma en su contra 50 denuncias ante esta Secretaría, 97 ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, una ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, otra ante la Organización Internacional del Trabajo y una ante Inmujeres.

También tiene una solicitud de juicio político en la Cámara de Diputados, 5 quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y una más ante la Comisión Internacional de los Derechos Humanos.

Sanjuana Martínez -dijo- representa la impunidad del régimen lopezobradorista, y desmantela el discurso de probidad y honestidad de los funcionarios de la “4T”.

Como ejemplo de la discrecionalidad y opacidad en el uso de recursos públicos del actual Gobierno Federal puso su determinación de extinguir, con apoyo de las bancadas de los partidos Morena, Encuentro Social, Del Trabajo y Verde Ecologista de México, 176 fideicomisos para manejar sin control alguno 84 mil millones de pesos.

Refirió que al cierre del 2019 había un total de 339 fideicomisos con cerca de 740 mil millones de pesos.

Quedan ahora 163 fideicomisos con 656 mil millones de pesos, más otra cantidad indeterminada de otros fideicomisos considerados entidades paraestatales, pero igual bajo manejo arbitrario del Gobierno, como el Fonadin (Fondo Nacional para la Infraestructura).

La única diferencia con los extintos es que con la eliminación de éstos se dejó sin recursos a la atención de desastres naturales, científicos, creadores, investigadores y víctimas de violencia, como periodistas y defensores de Derechos Humanos, entre otros.

A lo mejor -dijo-, el combate a la corrupción sólo fue el pretexto del gobierno para hacerse de unos recursos y tapar el “boquete” en las finanzas públicas derivada de su ineficiencia e ineficacia.

Demandó al gobierno atención a estos grupos, así como publicar las reglas y criterios para el uso de recursos de los fideicomisos extintos y los aún existentes, como el Fonadin, pues si el pretexto para desaparecer unos fue la existencia de la corrupción en ellos, nada garantiza que ésta desaparezca o no esté presente en los otros.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta