Panamericano Senior 2021 de Luchas en Guatemala; entrevista con el mexicano Víctor Hernández

Dylan Vera Silva – Periódico Quequi

3 de Junio 2021

De cara a una variedad increíble de eventos deportivos internacionales, con todos los retos que las medidas sanitarias implican y el riesgo que es salir en nuestro presente a pelear por un sueño, se llevó a cabo del día 27 al 30 de mayo en Guatemala, el Campeonato Panamericano Senior 2021 de luchas, que de hecho logró reunir a gran parte de los mejores atletas del continente americano, de esta disciplina.

Hablando de uno de los deportes más importantes en la historia de los juegos olímpicos modernos, es importante recalcar que es desde 1896 en la denominada, “era moderna” de esta competencia mundial, que la lucha fue de las primeras disciplinas confirmadas, convirtiéndose en una tradición deportiva histórica, misma que sirve como un gran ejemplo de disciplina y constancia.

Como una forma general de entender este deporte, primero debemos acentuar que para desarrollarse en el arte de la lucha libre olímpica, la o el atleta, debe de contar con un carácter lleno de templanza, de ser asertivo y poseer seguridad para poder marcar diferencia, después, no menos importante claro, se encuentra la parte física, que exige cualidades de fuerza, resistencia y gran destreza a la hora de ejecutar las técnicas.

Es por medio de agarres, técnicas de derribe y proyecciones, por las cuales los contendientes se enfrentan para intentar controlar y someter al oponente, que se desarrolla el combate, siendo el estilo libre, una modalidad sumamente complicada que consiste en agarrar al rival por cualquier parte del cuerpo, así como usar todos los elementos del propio cuerpo para vencer. Los agarres pueden ser realizados con y contra las piernas, todo con el objetivo de fijar los hombros del oponente contra el colchón para que se pueda señalar a un vencedor.

Fue en el Gimnasio Teodoro Palacios Flores, en Guatemala, donde el encuentro se llevó a cabo, dejando un sabor de boca increíble para México. Esta fue la segunda vez en un lapso de 3 años, que el país de Latinoamérica realiza un evento que se desarrolle a nivel continental desde el año 2019, por lo que su relevancia a nivel interno, considerando la posición del país como la mayor economía de Centroamérica con un crecimiento del 3,5% en promedio entre 2015 y 2018, fue enorme.

Bajo una serie de estrictas condiciones, a puerta cerrada, acentuando la seguridad de los atletas y entrenadores en todo tipo de instalaciones, transporte y hotel, se desarrollo el evento en 10 divisiones oficiales, en las modalidades; libre, en ambas ramas, y grecorromana en masculina. Fueron en total 22 países los que atendieron, destacando la participación de Brasil,Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana,Uruguay, Guatemala y por su puesto, México.

En este evento y con mucho sacrificio y orgullo, el mexicano, Víctor Eduardo Hernández Luna, representante también, de la Universidad Anáhuac, consiguió un importante logro en los 74 kilos y en entrevista con el, tuve la oportunidad de que me compartiera su experiencia y como es ser un atleta de alto rendimiento con metas y objetivos claros, de cara a un año deportivo bastante complicado por la crísis que vivimos hoy en día.

Segunda vez que Guatemala alberga un evento a nivel continental en menos de 3 años ¿Cómo un mexicano que ha estado en bastantes países compitiendo, ¿Qué te pareció el desarrollo del evento en cuanto a infraestructura?

  • Mira, en cuanto a infraestructura, Guatemala se esforzó muchísimo para poder brindar un evento de calidad, tuvo sus detalles obviamente, las habitaciones pues no eran lo esperado de acuerdo a lo que tuvimos que pagar, pero nada que no se pudiera solucionar, yo al menos estuve bastante cómodo, las personas del hotel se esforzaron muchisimo por tratarnos de la mejor manera y que estuviéramos cómodos durante el desarrollo del evento, la verdad tuvieron todas las atenciones que se pudieran haber esperado por ser un evento de esta magnitud.

Por los protocolos de higiene, el evento fue a puerta cerrada ¿Qué tan efectivas te parecieron las medidas sanitarias en este evento?

  • En cuanto a la burbuja, si le doy un 5 a Guatemala por que si permitieron la salida de los atletas, no era como tal una burbuja, si bien es cierto que realizaban prueba de antígenos llegando al hotel, también los atletas podían salir libremente del hotel sin ningún tipo de restricción, no te exigían el uso de mascarilla entonces en cuanto a eso creo que si es un aspecto que se pudo haber mejorado.

Como mexicano ¿Cómo fue representar al país en Guatemala, cuales fueron tus logros y objetivos?

  • La verdad esta vez, lo sentí muchisimo, sentí lo que es llevar a México tatuado en el corazón y en todo el cuerpo, por que fue un evento duro, fue un evento en el cual trabajé mucho, no solo fisicamente, también tuve que trabajar mentalmente, tuve que surcar e ir a través de muchas dificultades, no solo deportivamente, si no administrativamente, económicamente, que se fueron presentando en el camino. No tenía donde entrenar, tuve que estar viendo donde poder entrenar, tuve que ir hasta Querétaro a buscar parejas de entrenamiento, entonces creo que esta vez luche muchisimo más el corazón representando a México.
  • Quedé subcampeón panamericano, gracias a Dios. Perdí con Kyle Dake , estadounidense, 2 veces campeón del mundo y a mi consideración próximo medallista olímpico.

Ha sido un camino largo y de valor, constancia y fe ¿Qué viene para Víctor Hernández?

  • Objetivos ahorita tengo planificado un campamento en Rusia, este me lo voy a pagar yo, voy a pedir el respaldo por parte de CONADE a ver si puede existir un apoyo, por que si el campamento sale en 100 mil pesos. Mi objetivo a largo plazo ahorita son; clasificatorio nacional a juegos centroamericanos, clasificatorio centroamericano y juegos centroamericanos, quiero llegar en optimas condiciones para poder traer una medalla para mi país, para mi familia y para Dios, para Dios principalmente.

El reto está sobre la mesa y en efecto, hay mucho que hacer para la delegación mexicana. A veces vemos el panorama y en verdad, si que es angustiante, ante una serie de obstáculos económicos, políticos y sociales a los que nos tenemos que enfrentar como sociedad, pero que sería de la vida sin retos grandes. Yo sé que México no es la mejor plataforma para desarrollarse sin embargo, los mexicanos nos caracterizamos por no bajar la guardia, por tener valor, por seguir adelante y por improvisar y usar lo poco o mucho que tenemos a nuestra disposición para sacar adelante el trabajo y objetivos.

Aunque firmemente sé que luchar por la difusión de este tipo de logros es complicado, no debemos bajar la guardia, pues en México existe mucho talento, solo necesitamos encontrar la oportunidad o a mi parecer, inventarla y no esperar a que llegue. Recuerda que el camino es difícil y lleno de trabas y obstrucciones, pero sin duda, es un camino hermoso y que hay que aprender a disfrutar a pesar de todo.

“Gracias hermano por darnos voz” frase con la que Víctor Eduardo Hernández Luna concluye esta entrevista en la que nos desarrollamos para esta columna. Hay que seguir promoviendo el trabajo de calidad y sobre todo recordar que este mundo es de los valientes, que de tu boca deben salir palabras buenas que edifiquen la comunidad y traigan beneficios a quienes las escuchen y que los sueños se cumplen para los que trabajan en ellos, cuidan sus ojos y oídos, son constantes y mantienen la fe.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta