Difunden pruebas por caso de “Alexis”, detenido podría ser chivo expiatorio; presentan serie de irregularidades y capturas de compra de celular

De la Redacción
Quequi Quintana Roo

Una joven que dijo llamarse Estela A, novia de Ali J, detenido por encubrimiento, narró la pesadilla de su pareja, que adquirió el celular de Bianca Alejandrina L.A, mejor conocida como “Alexis”, por unos cuantos pesos a un compañero de trabajo.

A través de un mensaje a varios representantes de los medios de comunicación la joven escribió; “Estimado reportero, ayúdenme a publicar esta carta en sus redes sociales para abogar por la inocencia de mi novio”.

Escribió que el pasado 14 de Noviembre del presente año cerca de las 03:00 o 04:00 horas de la madrugada fueron varias camionetas sin placas, con agentes vestidos de civil y armados, irrumpieron con violencia en el domicilio de la Supermanzana 252 Cerrada, Monte Famara, del fraccionamiento Vista Real,

Detalló que los agentes, forzando la reja y después rompieron la puerta y accediendo al domicilio de Ali J. para detenerlo con lujo de violencia, golpeándolo y haciendo destrozo en dicho domicilio obligándolo a golpes, acusándolo de feminicidio, ya que el poseía un celular que coincidía con las características del celular de la víctima.

Dijo que los vecinos se percataron de los hechos ocurridos y dieron aviso a sus familiares a las 06:00 horas.

En ese momento sus familiares comenzaron una búsqueda en la Fiscalía General del Estado, Procuraduría General de la Republica, Ministerio Público, en los hospitales, así como en la Cruz Roja y nadie daba razón de Ali J.

El domicilio de Ali, había quedado acordonada hasta que se decide poner una denuncia por la desaparición del chico y ya habían pasado más de 10 horas de los hechos ocurridos y es en ese momento cuando la Fiscalía General del Estado notifica al familiar de su detención por el caso de un hecho de feminicidio de Bianca “Alexis”.

En ese momento ya empezaban haber irregularidades sobre la detención de Ali J., lo interrogan sin tener un abogado, por ejemplo.

Cabe mencionar que en dicha detención los agentes y/o autoridades los que hayan sido nunca le leyeron sus derechos, además que fue violentado y amenazado, la Fiscalía lo interroga sin antes esperar a que él tuviera un defensor.

El declaro que efectivamente tenía un celular que coincidían con las características de la victima pero que lo había obtenido de una compra a un compañero de su mismo trabajo el día martes 10 de Noviembre del año en curso.

Su compañero de trabajo le preguntó primero que si se lo podía desbloquear, a lo que él e dice que no y aparte el celular tenia humedad, en ese momento su compañero decide venderle el celular ya que Ali J. tiene conocimientos básicos en reparación de celulares y el accede a comprárselo por la cantidad de 300 pesos.

En este caso ha habido muchas irregularidades ya que la Fiscalía no daba datos precisos sobre la detención a sus familiares. Le pusieron un abogado particular sin que nadie lo contratara, le tomaron muestras de sangre, no lo pusieron en la carpeta de investigación, le hicieron una audiencia ante un juez con el Fiscal y con un abogado defensor de la víctima y el abogado que supuestamente le contrataron.

Dijo que esta audiencia no le fue notificado a sus familiares, así como tampoco avisaron a su familia que lo trasladaron al Cereso. Sus familiares le llevaron alimentos a la Fiscalía General del Estado y les comentaron que no habían ningún detenido con dicho nombre (Ali J).

Después de insistir les dicen que ya lo habían dejado libre el día lunes por la mañana, a lo que los familiares se niegan a creer y empiezan a buscar al supuesto liberado.

Nuevamente les informan que ya lo habían trasladado al Cereso, a partir de ese momento sus familiares empiezan a movilizarse y recabar datos, ya que no cuentan con un abogado particular por motivos económicos y deciden pedir un abogado de oficio.

Para el sábado 21 de Noviembre le hicieron su segunda audiencia y en la segunda audiencia lo acusan de encubrimiento por no tomar las medidas necesarias para la compra de dicho celular. Cabe mencionar que Ali Jl no tenía conocimiento del origen de dicho celular, su único error fue comprar un celular que cualquiera pudo haber comprado, a lo que un fiscal y el abogado contrario piden no dejarlo en libertad y la juez accede en esta audiencia.

No mencionan nada de las irregularidades que tuvo a partir de su detención y no le están haciendo valer sus derechos ya que este es un caso de corrupción y fines políticos.

Finalmente los familiares exigen justicia y que agarren a los verdaderos culpables ya que ha habido muchos casos de feminicidio y nunca los han resuelto.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta