Duelo COVID: la plataforma que brinda apoyo tras la pérdida de un ser querido

  • Un grupo de psicólogos, ingenieros y diseñadores lanzaron la plataforma Duelo COVID, que busca acompañar a personas que perdieron a un ser querido durante la pandemia.

Agencia

MÉXICO. Hace casi un año que la pandemia de COVID-19 llegó a México transformando no solo la vida de las personas, sino también la manera en que se sobrelleva el duelo por el fallecimiento de seres queridos, aquellos para los que no hubo rituales funerarios debido a los protocolos sanitarios.

El último reporte de la Secretaría de Salud indica que México ya superó los 147,614 fallecimientos a causa de la enfermedad. El repunte de contagios derivó, a su vez, en la saturación de funerarias que solo tienen permitido ofrecer servicios de cremación, no de velación, lo que puede afectar en la salud mental de las familias.

https://www.facebook.com/DueloCovid/posts/2634273876862691

“Es un impacto muy grande el tema de los rituales interrumpidos. El tema de un funeral, de tener a una persona en un ataúd para despedirnos, es para el que se queda, porque es el que necesita un tiempo para procesarlo. Al no tener en ocasiones ni siquiera un cuerpo para despedirnos, definitivamente afecta en términos de salud mental; estamos viendo procesos de duelo no cerrados apropiadamente, negación, ira y muchísimo enojo”, expone Alejandro Domínguez Rodríguez, licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) y doctor por la Universidad de Valencia, en España.

Domínguez Rodríguez forma parte de la plataforma Duelo COVID, cuyo objetivo es ayudar a las personas que se ven afectadas por los fallecimientos ocurridos en esta emergencia sanitaria y evitarles una salud mental deteriorada.

En entrevista el doctor en Psicología cuenta qué es Duelo COVID, cómo nació, para quién va dirigido y cómo funciona.

Tratamiento autoaplicado

Duelo COVID se lanzó en diciembre de 2020. El grupo de psicólogos, diseñadores e ingenieros que lo conforman trabajaron desde septiembre para crear esta plataforma como una continuación de Salud Mental COVID, la cual surgió en los primeros meses de la contingencia, pues se empezaba a notar ansiedad, mala calidad del sueño y depresión en las personas.

Los colegas de Alejandro Domínguez en este proyecto son Anabel de la Rosa, Paulina Arenas, Sofía Martínez, María de Jesús Jímenez, Esteban Esquivel, Carlos Arzola y Rosa Olimpia Catellanos, especialistas por la UNAM, la UACJ y la Universidad de Valencia.

“Con Salud Mental COVID, la comunidad de investigadores y psicólogos pusieron al servicio de la población medios para que la gente pudiera atenderse, sin embargo, la necesidad que existía sobrepasaba la cantidad de recursos disponibles: ya empezaban a buscarnos más por el tema de duelos… las personas estaban viéndose afectadas por las muertes de una manera no acostumbrada”, narra el doctor.

Especialistas, diseñadores e ingenieros echaron mano de la metodología llamada user experience, en la cual se considera al usuario como eje central, es decir, antes de lanzar la plataforma primero se consultó a las personas cómo prefieren que esté estructurada basándose en sus experiencias de duelo. “Todo está basado en evidencia y literatura científica que ha demostrado su efectividad en población en duelo”, destaca.

En tan solo un mes, Duelo COVID ha recibido notificación de alrededor de 3,500 personas interesadas en tomar este programa de intervención autoaplicada, de las cuales, 450 ya están recibiendo el tratamiento, pero ¿cómo se llega a esta fase?

Dirigido a…

Desde su lanzamiento, Duelo COVID está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana, es completamente gratuita y a los usuarios no se les piden datos personales. Además, pueden acceder personas con un familiar fallecido por causas ajenas al COVID-19. Pero es importante saber que no todos son aptos para la intervención.

El proceso que deben seguir los usuarios es: ingresar a Duelo COVID, crear su cuenta con cualquier correo electrónico, confirmar su registro, leer el consentimiento informado y contestar una serie de cuestionarios, que sirven, precisamente, para saber si la intervención es adecuada.

El tratamiento va dirigido a personas cuyo ser querido falleció hace no más de seis meses. “Si ya pasaron más de seis meses posiblemente se está hablando de un trastorno más fuerte que no serviría con una intervención autoaplicada, pues estamos hablando de un duelo complicado”, explica Alejandro Domínguez.

También es importante que la persona no esté tomando fármacos, que no esté acudiendo a terapia psicológica y que no haya tenido un intento suicida reciente (en un lapso de tres meses). Tras llenar los cuestionarios, si la plataforma detecta algunas de estas sintomatologías, al usuario se le redirecciona automáticamente a instituciones que dan atención terapéutica directa, vía telefónica.

En caso de que la persona sí sea apta para el tratamiento, se le da un recorrido por la plataforma, tiene acceso a 12 módulos en texto y video, y una vez hecha la primera sesión debe contestar cinco preguntas de la intervención, por ejemplo, “¿qué es un mito del duelo?”; se le ponen cuatro opciones y el usuario debe escoger la respuesta correcta, después tiene que esperar tres días para acceder al siguiente módulo.

“La idea es hacerlo similar a un tratamiento psicológico y avanzar gradualmente. Queremos que las personas tengan tiempo en esos tres días para ajustar sus actividades y repensar sus respuestas. En promedio, la persona terminaría el tratamiento en 36 días si lo hace todo en orden”, agrega el doctor.

Información: expansión Política.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta