Esto es lo que dicen las declaraciones patrimoniales de Luis Videgaray

  • Autos, casa, terreno y cuentas, así fueron las declaraciones patrimoniales de Luis Videgaray Caso mientras pasó por las secretarías de Estado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. En ninguna de las declaraciones patrimoniales presentadas por Luis Videgaray a lo largo del sexenio pasado reportó tener adeudos bancarios, pero la actual Secretaría de la Función Pública (SFP), a cargo de Irma Eréndira Sandoval, asegura que sí tenía adeudos que no fueron reportados y que esa omisión es “una falta administrativa grave, que vulnera la integridad y la ética en el servicio público”, por lo cual decidió inhabilitarlo 10 años del servicio público.

Videgaray replicó en redes sociales y dijo que esos supuestos adeudos en tarjetas de crédito no existieron, pues éstas no tenían saldo deudor y que, además, en la notificación de la SFP, ésta reconoce que el ex secretario “no obtuvo ningún beneficio o lucro derivado de la supuesta falta de veracidad” en las declaraciones “y que no se generó ningún daño o perjuicio económico”.

De acuerdo con una revisión a la versión pública de la evolución patrimonial del ex secretario Luis Videgaray, éste dio a conocer gran parte de su patrimonio en el año 2015, cuando incluso informó sobre los bienes de su cónyuge.

En la declaración patrimonial de ese año, el entonces secretario informó sobre los detalles de su casa de Malinalco, Estado de México, con un costo de 7.5 millones de pesos, así como el saldo en sus tres cuentas de inversión y la valuación de su menaje de casa, joyas y obras de arte.

Con esto inició el sexenio

El 11 de enero de 2013, a un mes de haber iniciado el sexenio de Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray presentó su primera declaración patrimonial como servidor público federal.

En ella, reportó tener una casa de 850 metros cuadrados de construcción en un terreno de mil 500 metros cuadrados, adquirida de contado tres meses antes, el 15 de octubre de 2012.

Además, dos autos Honda, un Accord y un Civic, modelos 2004 y 2002, respectivamente, y una camioneta GMC Yukon del 2007; todos, adquiridos de contado.

Entonces, como secretario de Hacienda, informó que tenía dos cuentas bancarias y un fondo de inversión, sin especificar los saldos que tenía en ellas, e informó no tener adeudos a su nombre.

Reportó también tener menaje de casa, joyas y obras de arte, pero no precisó el valor de cada uno de esos bienes.

En su declaración de mayo de ese año no tuvo modificaciones en el patrimonio reportado en enero. Informó no tener adeudos a su nombre.

En la declaración de mayo de 2014, la única novedad reportada fueron los ingresos por 2 millones 731 mil 299 pesos, obtenidos durante todo 2013, en su primer año como secretario de Estado. Dijo no tener adeudos a su nombre.

Revelaciones en 2015

En la declaración de mayo de 2015 reportó ingresos durante 2014 por 2 millones 683 mil 759 pesos, de los cuales, 2 millones 553 mil 681 pesos fueron de su salario como servidor público federal, una cifra menor a la que recibió en 2013, y 130 mil 78 pesos fueron por actividad financiera.

En ese año, Videgaray Caso reveló más datos de su casa adquirida supuestamente de contado el 10 de octubre de 2012: dio el valor de la misma, 7.5 millones de pesos, cuya escritura pública es la 124,696 del Libro Uno, Tomo Cincuenta, Folio Real Electrónico 00011824, pero no especificó de qué entidad federativa.

En esa declaración, Videgaray Caso aclaró que “la adquisición del inmueble propiedad del declarante aparece como operación de contado, siendo en realidad a crédito, en razón de que el formato no permite identificarlo cuando se trata de un contrato de préstamo no bancario, el cual se suscribió el 10 de octubre de 2012 por un monto de 6 millones 857 mil 120 pesos; dicho crédito se liquidó en su totalidad, en el ejercicio que se informa”.

Se trata de su casa de Malinalco, presuntamente comprada a Grupo Higa, la misma que vendió la Casa Blanca a Peña Nieto, por la cual se le acusó a Videgaray Caso también de un presunto conflicto de interés.

Sin embargo, el entonces secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, consideró que, de la investigación realizada, se encontró que no hubo tal conflicto de interés porque el secretario no participó en el otorgamiento de contratos a esa empresa ni instruyó a funcionarios involucrados en la adjudicación de contratos a actuar en determinado sentido para favorecer a dicha empresa.

También en su declaración patrimonial de ese año reveló que su cónyuge tenía en ese momento una casa de 565 metros cuadrados, en un terreno de mil 51 metros cuadrados, con valor de 6 millones 245 mil 820 pesos, adquirida de contado el 12 de abril de 2005, e inscrita en la escritura pública 319, volumen 1763, libro primero, sección primera, sin especificar de qué entidad federativa.

Asimismo, dio a conocer que su cónyuge poseía una camioneta Honda Odissey modelo 2007, adquirida de contado en 2006, por un valor de 462 mil pesos. Y reportó algo que en años anteriores no había aclarado: los valores de sus tres autos y de sus bienes muebles. El Honda Accord 2004 tuvo un costo de 265 mil 652 pesos; el Civic 2002, 166 mil 86 pesos; la Yukón 2007, 549 mil 990 pesos; en tanto, su menaje de casa estaba valuado en 3 millones de pesos, sus obras de arte en 2 millones de pesos y sus joyas en 3 millones de pesos.

Y ya para concluir, también dio a conocer el saldo que tenía en dos de sus cuentas bancarias reportadas desde el inicio del sexenio: una tenía 613 mil 809 pesos y otra, 4 millones 858 mil 666 pesos.

Informó que la cuenta de inversión que había reportado en años previos, en Vector Casa de Bolsa, de número 245576, fue cancelada durante 2014. En cambio, dio a conocer que en 2014 abrió otra cuenta, catalogada como “otros”, no bancaria ni de inversión, con 746 mil 259 pesos.

Como en años anteriores, no reportó tener adeudos.

Ese año, Videgaray también informó, como parte de su declaración de intereses y “en virtud del cargo que desempeño”, las siguientes cuentas: cuentas de cheques e inversión y tarjeta de crédito desde 1999 en BBVA Bancomer; tarjeta de crédito desde 2009 en Banorte; seguro de gastos médicos en GNP desde 2001; seguro de vida en Pacific Life Insurance Company, desde 2008; seguro de separación individualizada desde 2012 en Metlife, y cuenta de inversión, desde 1998 hasta 2014, en Vector Casa de Bolsa.

Adicionalmente informó “que arriendo desde 2012 un terreno colindante al inmueble de mi propiedad en el municipio de Malinalco, Estado de México, a bienes raíces HG”.

Desde 2016, menos transparencia

Para el siguiente año, en 2016, el entonces secretario de Hacienda ya no incluyó los datos que había revelado del patrimonio de su cónyuge, ni los detalles de las cuentas bancarias y de seguros que el año anterior había dado a conocer.

La única novedad fueron los saldos de sus inversiones: en las bancarias tenía 666 mil 514 pesos y 4 millones 181 mil 56 pesos, mientras que en la clasificada como “otros”, 824 mil 815.

Tuvo ingresos por actividad financiera por 54 mil 160 pesos y de 2 millones 554 mil 523 pesos por su desempeño como servidor público.

No reportó adeudos a su nombre.

En octubre de 2016, presentó su declaración de conclusión como secretario de Hacienda, sin revelar ningún dato sobre su patrimonio.

Su salida se dio en el contexto de la polémica invitación a México del entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump.

En enero de 2017, ya con Trump elegido presidente de Estados Unidos, Videgaray Caso regresó al gobierno federal y en marzo presentó su declaración inicial ahora como secretario de Relaciones Exteriores, sin cambios en su patrimonio, excepto modificaciones mínimas al saldo de sus mismas cuentas de inversión: 4 millones 256 mil 610 pesos, 873 mil 72 pesos y 971 mil 501 pesos. No reportó adeudos a su nombre.

Las declaraciones de mayo de 2017 y 2018 no tuvieron modificaciones en su patrimonio y en ambas, ocultó los saldos de sus cuentas de inversión. En ninguna reportó adeudos a su nombre.

Finalmente, en la declaración de conclusión de su encargo, al final del sexenio de Peña Nieto, presentada en 2019, no permitió ver ya nada de su patrimonio.

Fuente: Milenio.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta