Expuestos a la rapacidad

Lamenta la industria restaurantera timo monumental por parte de la distribuidora “El Pescador”.

 

Por Raimon Rosado > Quequi

“Del mismo moldo en que la distribuidora de mariscos Marina “El Pescador”, defraudó a por lo menos tres importantes hoteles de Cancún y la Riviera Maya, robándoles y vendiéndoles grandes cantidades de mariscos que proveen a sus restaurantes, los restauranteros de Cancún se encuentran expuestos a la rapacidad ocasional de proveedores de insumos como vinos, licores y quesos”, señaló el presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Mauro Amati, quien lamentó el descaro con el que dicha proveedora de productos marinos, ha actuado.

 

Dada las cantidades y variedades de implementos que los comercios de la industria de alimentos preparados, en especial aquellos que atienden a gran cantidad de clientes, como los hoteles y restaurantes de prestigio, es altamente potencial el riesgo de que empleados de los mismos negocios, tal y como sucedió en el caso de los hoteles Barceló, Sunset y Club ME y proveedores como Marina “El Pescador”, incurran en dichas anomalías, lo que a decir del dirigente de los restauranteros, afortunadamente no es tan frecuente.

 

Sin embargo y tras darse a conocer este bien orquestado fraude en el que participan trabajadores hoteleros y de la referida distribuidora de mariscos, Mauro Amati, señaló que ocasionalmente, llegan ante ellos, personas que se ostentan como intermediaros de grandes proveedores de alimentos, a ofrecerles, a precios mucho menores que los costos de lista e incluso de gran mayoreo,  productos como vinos, licores y quesos, entre otros.

 

Detalló que en el caso particular del restaurante de su propiedad, han llegado a ofrecerle botellas de finos licores, o ruedas de queso italiano a precios realmente muy bajos, cuya venta la realizan sin ninguna factura de por medio, “lo que para nosotros es un indicio de que se trata de productos robados”, detalló Mauro Amati.

 

VOZ

Nos han ofrecido productos a precios realmente muy bajos, cuya venta la realizan sin ninguna factura de por medio. Es un indicio de que son productos robados.

Mauro Amati

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta