Gana Elizabeth Hurley la batalla por la herencia de su hijo

Peter Bing, el padre del productor de cine, intentó impugnar el testamento para que ninguno de los hijos de Steve se quedara con su dinero.

Agencia

LOS ÁNGELES. El pasado 22 de junio, el productor Steve Bing se quitó la vida lanzándose desde el balcón del piso 24 de su departamento de Los Ángeles, desde entonces, la millonaria herencia del productor sigue en duda.

Damian, el hijo de la actriz Elizabeth Hurley, quien ya cumplió la mayoría de edad, junto con Kira, de 21 años, la hija que Bing tuvo con la ex tenista Lisa Bonder, son los principales herederos de su fortuna.

Ambos jóvenes son beneficiarios de la herencia de su padre por fideicomiso, una figura jurídica que consiste en un fondo de inversión que gestiona fortunas hereditarias a las que se accede una vez llegado a la mayoría de edad, según publicó el diario británico Daily Mail.

De acuerdo con el medio, estos fideicomisos son una práctica común en las familias adineradas, como una forma de proteger las fortunas de los impuestos de sucesiones y eludir los nombramientos de albaceas, y al mismo tiempo mantener bajo control y en privado su riqueza.

La fortuna de Steve Bing provenía de su abuelo, Leo S. Bing, un empresario inmobiliario que fundó Bing & Bing, compañía que construyó algunos de los edificios más importantes de Nueva York. Luego pasó a Peter Bing, padre del productor, un destacado médico que estableció varios fideicomisos familiares en 1980 para beneficiar a sus futuros nietos.

Finalmente, Steve Bing heredó 600 millones de dólares cuando cumplió 18 años en 1984. Pero en marzo de 2019, Peter Bing trató de impugnar la herencia porque no reconocía a Damian y a Kira como sus nietos, alegando que ambos nacieron fuera del matrimonio y que ni siquiera Steve los conocía.

Entonces el productor se enfrentó con su padre en los tribunales para luchar por el futuro financiero de los menores. En el juicio se demostró que Steve siempre le pagó la pensión alimenticia a Elizabeth Hurley y a Lisa Bonet y finalmente, el juez le dio la razón. Sus hijos Damian y Kira son los herederos de la fortuna cuando el doctor Bing muera.

Steve Bing padecía depresión, misma que se agravó con el confinamiento, pero antes de quitarse la vida escribió dos cartas de despedida a sus hijos.

Damian quiso agradecer a sus fans el apoyo tras el fallecimiento de su padre. “Gracias desde lo más profundo de mi corazón a todos los que se contactaron conmigo a raíz de esta devastadora noticia. Siempre recordaré su amabilidad. Es un momento un poco extraño y confuso para mi y estoy inmensamente agradecido de estar rodeado por mi increíble familia y mis amigos”.

Información: Quién

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta