Habitantes del club de golf Pok Ta Pok hacen desesperado llamado de auxilio

Empresarios extranjeros y propietarios irresponsables lo convierten en zona de antros, fiestas irregulares, narcotráfico y prostitución.

CANCÚN.  Las calles Pok Ta Pok, Gaviotas y Quetzal, colindantes con el Club de Golf Pok Ta Pok, en la Zona Hotelera de Cancún, se han convertido en zona de antros, narcotráfico y prostitución poniendo en riesgo la salud y bienestar de los vecinos de dicha zona residencial.

Fiestas continuas día y noche con música estridente, fuera de los límites ambientales permitidos.

Hacen un urgente y desesperado llamado a los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal) para frenar esta pesadilla y evitar que este cáncer se expanda a otras zonas residenciales de Cancún y Quintana Roo.

Se presume prostitución y trata de personas.

Desde hace más de 2 años uno o dos supuestos empresarios extranjeros y, por lo menos, 7 propietarios de casas, han convertido estas zonas residenciales en centros de fiestas, consumo y venta de drogas, y prostitución poniendo en riesgo la seguridad, salud y bienestar de las familias que viven en estas calles.

Con la fachada de “rentas vacacionales”, una persona de origen extranjero ofrece casas que renta para utilizarlas como lugares para fiestas, ya sea por una noche o por una semana entera y llevar acabo todo tipo de actividades ilícitas.

Personas alcoholizadas o intoxicadas deambulan por el residencial.

Estas fiestas no solo violan el bando de buen gobierno y reglas ambientales que regulan el nivel de decibeles permitidos en una zona residencial; sino que promueven actividades ilegales como el narcotráfico, la prostitución y la violación al uso de suelo.

Generan una gran cantidad de basura.

Además del narcotráfico, prostitución, generación excesiva de basura, el mal comportamiento de personas en estado de ebriedad o intoxicadas con enervantes, ruido excesivo a lo largo de noches e incluso días enteros, actos de violencia a mujeres, se suma el homicidio de 2 personas el pasado 27 de marzo de 2020, información que puede ser corroborada.

A pesar de que las autoridades son testigos de el caos que se vive en Pok Ta Pok, hasta el momento no se ha hecho nada para evitarlo.

Existe todo tipo de evidencia fotográfica y videográfica de estos acontecimientos a lo largo de 2 años y existen cientos de denuncias telefónicas al 911 e intervenciones de la policía y las fiestas no solo continúan, sino que se agudizan.

Los vecinos se han acercado a autoridades municipales y estatales, pero éstas no han iniciado los procesos adecuados para que esta pesadilla termine.

En el residencial se viven a diario escándalos y desmanes.

Se requiere la acción del Municipio de Benito Juárez y demás autoridades para iniciar las investigaciones correspondientes y clausurar estos establecimientos que operan fuera de la ley y procesar a los responsables con multas administrativas, delitos penales, fiscales y lo que resulte.

Los vecinos hacen este desesperado llamado a las autoridades y a la comunidad pues temen por su seguridad. Saben por experiencia propia, que conductas ilegales como las que se han expuesto, comienzan en una casa y pueden continuar, hasta crecer y hacer imposible la vida cotidiana de las familias que habitan las zonas residenciales de Cancún.

Situaciones similares pueden crecer en otras zonas residenciales del estado si no se atienden a tiempo. Hasta la fecha, los puntos que se han identificado donde se realizan los eventos irregulares y actividades ilegales se ubican en Paseo Pok ta Pok lotes 28-D, 12-4 y lote 12, en la calle Quetzal lote 20-01 y la calle Gaviotas lote 06-04, en la sección B.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta