La Super Liga Europea; la revolución del Futbol ¿no?

Dylan Gustavo Vera Silva > Quequi Quintana Roo

Es muy común que hoy en día la presión para la busqueda de un cambio “real” en la sociedad, se de gracias a los internautas, esta gente que por lo general, no tienen la suficiente información, estudios o un contexto correcto para opinar y analizar, pero eso si, cuentan con facebook, twitter y demás plataformas para “levantar la voz”, y es cuando yo me cuestiono si en realidad, todos deberíamos tener libertad de expresión en cualquier tema.

Para entender el proceso y la razón de ser de este ambicioso proyecto, que despertó tanta ira e inconformidad en los fanáticos alrededor del mundo, necesitamos estudiar a fondo el contexto, lo que siempre recomiendo a todos a la hora de hablar de deportes, así que vayamos al inicio.

Este proyecto comenzó a finales del siglo pasado, cuando se creó la ECA (Asociación de Clubes Europeos), este grupo tan poderoso, conformado por los clubes más influyentes del continente europeo, que eventualmente se convirtio en el G14, dominando en cada aspecto, desde lo económico hasta lo político y social. Recordando que como lo he mencionado en otros proyectos, los clubes europeos funcionan como “stakeholders” con un peso impactante en las decisiones a nivel estatal, tal es el caso de Madrid y Barcelona, principales impulsores de este proyecto, refiriendome claro a sus equipos mas importantes, Real Madrid y Barcelona.

El proyecto tiene como meta crear este super torneo en el que solo participan los clubes más fuertes con un grupo de invitados que serían elegidos al azar para 2021, representando una amenaza económica para el organismo regulador del futbol en Europa, la UEFA. Este proyecto estaba pensado para 2021, el año actual, tomando impulso del final del contrato de los derechos de televisión que terminan este año.

Claramente, todo esto se resume a la ventaja económica que los clubes obtendrían por negociar sus propios contratos, alejandose de las reglas de la UEFA, que en diversas ocaciones, ha mostrado poca empatía a la hora de programar partidos, localidades y horarios. En palabras de uno de los más importantes jugadores de Europa, el capitán de la selección de Alemania y el Real Madrid, Tony Kroos “funcionamos como marionetas”, entonces ¿de dónde viene tanto enojo por parte de los aficionados?.

El impacto económico que genera un partido de los clubes más grandes de Europa es tal, que perder el control sobre ellos, sería fatal para la UEFA, pues únicamente el futbol Europeo de la mejor calidad genera 1.500 millones de euros contando con más de 1.600 millones de fans, cifra bastante impresionante. A pesar de que las ganancias son un elemento positivo, la disparidad aumentaría entre los clubes más fuertes y los que no siempre pueden clasificar a la Champions League o salir campeones de sus ligas.

Ahora, todos han adoptado una posición de crítica y ataque hacia este proyecto respaldado por Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, argumentando que el fair play financiero sería violado, pero esto es algo que cada año se ve, tan solo hace falta revisar el monopolio del PSG en Francia o los clubes ingleses.

En el mundo no pueden ser todos campeones, no todos pueden ser ricos y no todos pueden ser los jefes, para que existan los campeones, deben de existir los que pierden, es la ley natural del deporte y la vida en general. Los clubes fundadores de la Superliga europea son Manchester United, Arsenal, Chelsea, Tottenham, Manchester City, Liverpool, Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Inter de Milan, Milan y Juventus.

Sin embargo, sólo unas horas después, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Tottenham, Manchester City, Liverpool, Atlético de Madrid e Inter anunciaron que abandonaban el proyecto ante la oleada de descontento que ha generado entre sus aficionados. La pregunta es si han juzgado de la manera correcta el proyecto. Aunque ya todos lo dan por muerto, tenemos que ver si los dos clubes que aún están en pie, se bajan del barco, hablando de los referentes del futbol español. Lo que nos espera es una historia de lucha y descontento por una mayor estabilidad.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta