Las mujeres escriben un nuevo capítulo en la política quintanarroense

La opinión…

Hasta hace unos años en Quintana Roo, la política era cosa de hombres, las mujeres han ganado espacios y no es de a gratis, les ha costado empujar fuerte, y estamos ante un dato histórico, las mujeres son las que están tomando el control de la política en Quintana Roo.

Pongamos en perspectiva la alianza “Va por Quintana Roo”, construida por dos dirigentes de partido estatal hombres y dos mujeres, pero, quien viene a dar el desempate es precisamente una mujer, Mayuli Martínez, panista desde sus inicios y que en términos futboleros podríamos decir que surgió de las fuerzas básicas del PAN de Chetumal.

Por un lado, el dirigente del PAN, Faustino Uicab; en el PRD, Leobardo Rojas, hasta ahí vamos bien en términos históricos, pero salta a la escena las mujeres con Candy Ayuso en la dirigencia estatal del PRI y Bárbara Ruíz, en la dirigencia de Confianza por Quintana Roo, partidos que conforman la alianza “Va por Quintana Roo”, pero había que hacer que todos se pongan de acuerdo en lo local, es precisamente donde entra a la escena Mayuli Martínez, ya son tres mujeres contra dos. Las vueltas que da la vida.

No es una tarea sencilla la que tiene Mayuli Martínez, porque tiene todos los pronósticos en contra, tanto económicos, políticos y sociales, aun así, que será épico lo que logre el 6 de junio, será la primera elección en la que las mujeres de la política son las actoras y las que toman decisiones, no son figuras decorativas como en antaño se les trataba.

Aunque Mayuli Martínez ya tuvo su probadita de ser dirigente estatal (en forma interina), hoy podríamos decir que tiene un cargo de mayor responsabilidad política, pues le corresponde dirigir la campaña con una alianza poco ortodoxa, como es la sumatoria del PAN, PRI, PRD, Confianza por Quintana Roo.

Lo que sí es cierto, es que las mujeres están escribiendo la nueva historia de Quintana Roo, y definirán los nuevos mapas de la política.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta