Las reformas a la Ley del Infonavit pueden beneficiar a cinco millones de ‘excluidos’

El Instituto tiene 33 millones de cuentas inactivas que, con los cambios, podrán usar el ahorro de sus subcuentas.

Agencia

MÉXICO. Ayer se pospuso para el próximo 27 de octubre la discusión y probable aprobación de la reforma a la Ley del Infonavit, que pretende entregar créditos de forma directa a los derechohabientes sin intermediarios para la compra de casa o terreno para autoconstrucción, lo que beneficiaría a cerca de 5 millones de trabajadores que no encuentran una opción para hacerse de una vivienda, estimó Carlos Martínez Velázquez, director general del instituto.

“Al menos el 10 por ciento de los trabajadores que hoy están precalificados para un crédito, que son 5 millones los precalificados, quisieran que hubiera esta opción”, dijo.

La reforma, calificada de “histórica” por el funcionario, modificará los artículos 3, 41, 50, 42, 43 y 47 de la Ley para otorgar el ahorro a los afiliados del instituto que deseen comprar una casa sin intermediarios, construir en terreno propio, adquirir tierra, mejorar o ampliar la vivienda, así como solicitar un segundo crédito para todo el proceso.

“La iniciativa quita la restricción de dar créditos subsecuentes, hoy el Infonavit sólo puede dar un crédito y el que sigue lo puede dar en coparticipación con la banca”, agregó.

Gonzalo Méndez Dávalos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), señaló que sus agremiados ven con optimismo la iniciativa enviada por el presidente al Congreso, para atender a los trabajadores de menores ingresos que no pueden comprar una casa.

“(La iniciativa) va muy enfocada en cuanto a la compra de terrenos y en atender a los trabajadores de la base del Infonavit (…) No todos los trabajadores pueden adquirir una vivienda por su nivel de crédito al que puedan tener acceso”, dijo.

Agregó que la iniciativa también contempla la formalización de algunos programas que ya estaban en marcha en el instituto como el uso de las subcuentas de vivienda de trabajadores no activos, con las cuales se podría financiar mayor volumen de compra.

El Infonavit tiene 33 millones de subcuentas no activas de las cuales, 1 millón 100 mil representan montos en promedios de 120 mil pesos, que pueden ser destinadas para adquirir un crédito hipotecario, como un enganche a través de un cofinanciamiento entre la banca y el Infonavit.

“Habrá la capacidad para que destinen el crédito para el pago de hipoteca con otra institución financiera, todo esto lo que hace desde nuestro punto de vista es fortalecer el mercado hipotecario”, agregó.

Información: El Informador.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta