Me fui sumergiendo en alcohol y drogas: Rafael Amaya sobre sus problemas de adicción

Rafael Amaya habló sobre el problema de adicciones que tiene, además confirmó que está en clínica de rehabilitación de Julio César Chávez.

Agencia

MÉXICO. Durante mucho tiempo el actor Rafael Amaya desapareció tanto del medio del espectáculo, así como de las redes sociales por lo que muchos se preguntaban donde estaba.

Hace tan sólo unos días el boxeador Julio César Chávez compartió una foto con el actor y reveló que Amaya en uno de sus centros de rehabilitación para tratar sus adicciones, algo que confirmó el protagonista de El Señor de los Cielos en una entrevista.

Rafael Amaya otorgó una entrevista a la revista People en español en donde platicó cómo sus problemas con el alcohol y las drogas llegaron a afectar su vida, además de que también le provocó un daño a sus amigos y familiares.

En dicha entrevista, Rafael Amaya también dijo que gracias a algunos amigos es que ahora está saliendo adelante, además le agradeció a Julio César Chávez por la ayuda que está recibiendo en su clínica de rehabilitación.

“Perdí mi paz interior, el amor que le tenía a mi familia, a mi trabajo. Poco a poco me fui sumergiendo en el fango oscuro del alcohol y las drogas, viviendo todos los excesos posibles habidos y por haber”, reveló el actor.

El intérprete de Aurelio Casillas dijo que durante el tiempo que abusó de las drogas y el alcohol afectó a su familia.

“Estuve mucho tiempo solo, haciéndole mucho daño a mis seres queridos, a mis amigos, a mis compañeros y al público también”, dijo en la entrevista.

De acuerdo con el actor, hace 8 meses tocó fondo por lo que decidió pedirle ayuda a su hermana, a su mánager y al cantante Roberto Tapia, quienes lo convencieron de que se trasladara a Sinaloa en donde ingresó a una de las clínicas de rehabilitación de Julio César Chávez.

“Soy un ser humano, no soy un robot. Me dejé llevar por el alcohol, las banalidades. Estaba cegado por el manto oscuro de la drogadicción”, admitió.

Después de estar unos meses en la clínica de rehabilitación, Rafael Amaya aseguró que está mejorando y también está agradecido por tener una “nueva” oportunidad.

“Siento que renací. Tengo fe, tengo amor, esperanza, planes”.

Información: Milenio.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta