Nahle defiende política energética de México ante denuncia de EU de “bloqueo” a inversión privada

Agencia

La Secretaria de Energía aseguró que México mantiene un “adecuado balance” en el sector energético nacional, “en el marco de sus atribuciones”. Dijo que la relación entre EU y México en el ramo se basa en el respeto a las normas constitucionales de cada país miembro del T-MEC.

En una carta Mike Pompeo, Secretario de Estado; Dan Broulliette, Secretario de Energía; y por Wilbur L. Ross, Secretario de Comercio, destacaron que México está favoreciendo al monopolio de Petróleos Mexicanos (Pemex) y al de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 El Gobierno de México mantiene un “adecuado balance” en el sector energético nacional y su relación comercial en el ramo con Estados Unidos está normada por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), aseguró Rocío Nahle, Secretaria de Energía, después de que esta mañana se diera a conocer una carta que habrían enviado desde el gobierno estadounidense al mexicano para denunciar un “bloqueo” de inversión privada.

“En el marco de sus atribuciones el Gobierno de México implementa un adecuado balance energético dentro del territorio nacional“, escribió la funcionaria en su cuenta de Twitter.

Aseguró quela relación en materia energética entre EU y México se basa en el respeto a las normas constitucionales de cada país miembro del T-MEC, como quedó asentado en el mismo documento tripartito.

Hoy el periódico Reforma dio a conocer que tres altos funcionarios del Gobierno de Donald Trump enviaron una carta al Gabinete mexicano de Andrés Manuel López Obrador, en la que reclaman el “bloqueo”. En la carta firmada por Mike Pompeo, Secretario de Estado; Dan Broulliette, Secretario de Energía; y por Wilbur L. Ross, Secretario de Comercio, se destacó que México está favoreciendo al monopolio de Petróleos Mexicanos (Pemex) y al de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 informó que en el documento enviado por el Gobierno de la Casa Blanca se expuso la preocupación sobre el “bloqueo de permisos” que México estaría llevando a cabo para proyectos del energía del sector privado, por lo que recordó que esto generaría problemas entre ambos países, ya que estaría violando el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), firmado durante el 2020.

“Supuestamente recibieron instrucciones de bloquear los permisos para proyectos de energía del sector privado y ejercer su autoridad reguladora para favorecer a las empresas Estatales de energía. De ser cierto, esto sería profundamente problemático y suscitaría preocupaciones con respecto a los compromisos de México bajo el T-MEC”, establecieron las secretarías estadounidenses en la carta que se mandó a México desde el pasado 11 de enero.

Pompeo, Broulliette y Ross establecieron que aquellas acciones regulatorias que se han llevado a cabo para “proteger a Pemex y a CFE” causan incertidumbre y afectan a la inversión en México. Además, dañan varios proyectos privados que tienen el respaldo de EU.

“Afecta varios proyectos del sector privado respaldados por EU en el sector energético; estas medidas afectarían negativamente inversiones por cientos de millones de dólares de EU”, se lee en la misiva a la que tuvo acceso Reforma.

Por último, los funcionarios estadounidenses comentaron que se ven obligados a insistir en que México debe cumplir con sus obligaciones del Tratado entre éste mismo y sus vecinos del norte, Estados Unidos y Canadá, por lo que lo exhortó a “actuar en defensa de los intereses estadounidenses”, los cuales se verían afectados al haber inversiones financiadas con impuestos de sus contribuyentes.

“Un clima de inversión atractivo, respaldado por regulaciones aplicadas de manera no discriminatoria, puede crear empleos y fomentar la inversión necesaria para asegurar la autosuficiencia energética de México, a la vez que mantenga los costos de energía accesibles para los consumidores”, suscribe la carta que constató en su reportaje el diario mexicano.

Anteriormente, el pasado 23 de octubre, un grupo de legisladores estadounidenses, demócratas y republicanos, enviaron una carta al Presidente Donald Trump, en la que expresaron su preocupación por los cambios en materia energética que el Gobierno de López Obrador ejecutó, en los que propicia la participación de la CFE y de Pemex sobre la de privados. El grupo observó en estos cambios una posible afrenta a la ejecución del T-MEC.

La política eléctrica actual del Gobierno mexicano limita la generación de energías renovables, de acuerdo con especialistas del sector consultados por la agencia EFE. Además los empresarios mexicanos denominaron como “electrolinazo” al cambio dictado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en junio en la que se aumentó hasta 775 por ciento en las tarifas de porteo que deben pagar las centrales eléctricas, incluyendo renovables, a la CFE.

Esta acción se sumó al acuerdo del 29 de abril del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y a la política de la Secretaría de Energía (Sener) del 15 de mayo, que priorizan la electricidad de la CFE, la empresa del Estado. Aunque este se encuentra detenido en sus efectos, debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó su suspensión provisional. Entre los cambios incluidos limitaba la producción eléctrica renovable de los privados y prohibía la emisión en pruebas de las centrales limpias que estuvieran por arrancar.

Recordaron que México es su primer socio para la exportación de productos petrolíferos y es considerado un mercado en crecimiento para las exportaciones de gas natural. “De hecho, las exportaciones estadounidenses de productos refinados a México se han triplicado durante la última década”, aseveró la misiva que destacó que el mercado energético en América del Norte beneficia tanto a los fabricantes de combustibles de EU, como a trabajadores y, “en última instancia, a los consumidores mexicanos”.

El grupo de legisladores consideró positivas las Reformas estructurales aprobadas por la Administración de Enrique Peña Nieto. Los cambios constitucionales de 2014 permitieron la participación de empresas privadas en el sector energético, con lo que llegaron miles de millones de dólares en inversión al país con el fin del desarrollo de infraestructura energética que fuera útil para la importación entre ambas naciones, desde las refinerías estadounidenses a los almacenes mexicanos.

-Con información de EFE

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta