No más impuestos; informa el gobernador que tampoco hubo incremento a los ya vigentes.

Chetumal 

El gobernador Carlos Joaquín informó que no se crearán nuevos impuestos ni incrementos, a los ya vigentes, a los quintanarroenses, pese a que existe una baja recaudación fiscal como consecuencia de la pandemia de la Covid-19. 

Explicó que, en días pasados, la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) Yohanet Torres Muñoz entregó el paquete fiscal 2021, donde se incluye la Ley de Ingresos y Egresos, el cual fue realizado con un gran criterio de prudencia y no tendrá ampliaciones. Será similar al de 2020, que no se alcanzó a consecuencia de la pandemia del coronavirus. 

El gobernador de Quintana Roo dijo que tomó la decisión de no crear nuevos impuestos, ni incrementar los ya existentes, dada la situación económica de los quintanarroenses, aunque en algunas reuniones con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se puso sobre la mesa la posibilidad de cobrar, por ejemplo, la tenencia vehicular. 

“No se tocó el tema y sí se recurrió a un impuesto que ha llamado mucho la atención de algunas asociaciones, el impuesto al turismo extranjero, que no estaría afectando ni tarifas hoteleras, ni tarifas aéreas, ni ningún otro tipo de tarifas, porque no se usaría ni a los hoteles ni a los restaurantes ni a las líneas aéreas para cobrar. Tendríamos que hacerlo de manera directa o con formas electrónicas”, explicó. 

Carlos Joaquín informó que esto ya se da en otros estados del país y que, desde hace dos años, se invitó a Quintana Roo a aplicarlo, pero no se había hecho. “Hoy, ante la baja recaudación que hemos tenido y las enormes necesidades financieras que tiene el estado, queremos explorar esa posibilidad”, expresó. 

El titular del Ejecutivo dijo que ésa fue la razón de este impuesto de 10 dólares a pasajeros extranjeros, cuya recaudación se destinaría a temas de índole social e, inclusive, promocional, en los que hoy se tiene una problemática. 

Informó que hay una disminución de los recursos federales, que alcanza casi tres mil millones de pesos ante la pérdida del apoyo que se tenía de las secretarías, como la inversión que hacía la Sectur, la de la SCT que se disminuyó a una cantidad muy pequeña o la que se hacía a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca. 

“Prácticamente, se fue a ceros. Todas estas secretarías dejaron de tener programas. Si a eso sumamos que muchos de los fideicomisos, como el Fonden, también se extinguieron, entonces tenemos un enorme problema en materia económica”, explicó Carlos Joaquín. 

El gobernador de Quintana Roo dijo que hoy se necesita tener algún criterio o forma que permita recuperar algo de lo que en recaudación se requiere y se necesita para salir adelante, y mantener los programas y proyectos que son fundamentales para Quintana Roo, sin afectar en lo más mínimo a ninguno de los habitantes con impuestos adicionales. No los hay y no los habrá. 

Por Redacción 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta