Protesta en Playa contra el Imoveqroo

PLAYA DEL CARMEN 

Por Luis García > Quequi 

Cacería de brujas por dinero, en plena pandemia, es lo que está emprendiendo Félix Alfredo Justiniano Ferráez, delegado del Instituto de Movilidad de Quintana Roo (Imoverqroo) en Playa del Carmen, quien a través de sus inspectores se ha dado a la tarea de cobrar exorbitantes multas a los operadores de combis tanto de servicio local como foráneo y taxistas del sindicato “Lázaro Cárdenas del Río” en los arbitrarios operativos donde la falta de responsabilidad del pasajero, recae sobre ellos. 

Además también señalaron que a los del Imoveqroo se suman los supervisores de la Dirección de Transporte y Vialidad Municipal. 

“Como operador de combi manifiesto que es una falta de respeto para nuestras familias, sus cuotas, sus multas son excesivas; nosotros tenemos permitido llevar diez personas, nosotros a veces por error, por equivocación o por la misma prisa de la gente se pasa uno a veces por error y qué pasa, nos paran, nos cuentan las personas cuántas son y si llevamos 11 personas es una multa de casi 15 mil pesos, incluye la multa de aquí, más la de movilidad, más la grúa, más el corralón vienes pagando como 20 mil pesos en total”, expresa molesto uno de los operadores de combis locales afectados. 

El descontento es grande y el tamaño de la caravana, que se empezó a congregar antes de las nueve de la mañana en el centro comercial Centro Maya, sí apantalla, así que simplemente Félix Alfredo Justiniano Ferráez no les dio la cara a los transportistas cuando llegaron a las oficinas del Imoveqroo en la colonia Zazil Ha, avenida 30 con calle 36. 

Luego de algunos minutos, unos pocos se quedan a montar guardia y otros muchos se van al nuevo Palacio Municipal, en la avenida CTM con avenida 125, donde se encuentra la Dirección de Transporte y Vialidad, amargando, dicho sea de paso, la conclusión del Nuevo Palacio Municipal, que quedó listo este viernes 3 de julio, al llenar el estacionamiento de combis y taxis, por los gritos de los transportistas que con pancartas en mano exigen que no se les finquen responsabilidades que se traducen en costosas multas, por el uso del crubrebocas, señalan, esa debe ser multa en todo caso para el usuario, pues es su responsabilidad no quitárselo mientras viaja. 

“La otra es otra multa cuando tu como operador exiges a la gente el uso de cubrebocas, pero a veces la gente por el calor que hay en la camioneta se lo quitan y es una multa para el operador, no es justo estamos transportando personas adultas que deben tomar su responsabilidad”. 

Señalan que también Félix Alfredo Justiniano Ferráez está promoviendo el pirataje, aprovechando para cobrar cuotas a unidades que no pagan ningún tipo de seguro, que arriesgas al usuario y que “casualmente” no son detenidas en los operativos que a diestra y siniestra están emprendiendo los supervisores del Imoveqroo y de Transporte y Vialidad; comentan “out” de récord que están cobrando hasta tres mil pesos por mochada, a cada combi o taxi pirata que quiera trabajar por la libre. 

“Nosotros pagamos cuotas sindicales, pagamos seguros, pero solamente a nosotros nos ven, porque al transporte pirata ahí no lo tocan, ya que se llevan sus jugosas ganancias. Eso no lo ven los señores, no es justo que sigamos en esta situación”. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta