Quiere cerrar más bocas

Por Alberto Salazar Quequi 

Luego de proclamarse nuevo campeón de peso Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, por sus siglas en inglés), el sonorense avecindado en California, Óscar Valdez dijo que le gustaría exponer el cetro al menos dos ocasiones en este 2021 y enfrentar a los mejores del mundo, el estadounidense Shakur Stevenson es el primero al que quiere callar. 

Ayer, mostró felizmente su cinturón verde y oro, consciente de la responsabilidad que ahora tiene, pero listo para callar bocas otra vez. 

“Soy consciente de que soy campeón, con una gran responsabilidad de cuidarlo, de entrenar fuerte. Hay grandes nombres (de posibles rivales), Gervonta Davis, Shakur Stevenson, yo estoy dispuesto a pelear con los que sean, las mandatorias, con el que levante la mano. El que ha hablado es Shakur, es la pelea más probable, me gustaría callarle la boca; ha dicho que le saco la vuelta; es lo que más me gusta hacer; subir al ring y dar pelea”, dijo. 

Valdez propinó un brutal nocaut a Miguel “Alacrán” Berchelt el sábado anterior para despojarlo del título de las 130 libras (59 kilogramos), el cual quiere exponer al menos dos veces este año y si es con los más altos clasificados mejor, pues considera que atraviesa un buen momento en su carrera y no quiere arrepentirse después. 

“Me gustaría exponerlo unas dos veces más este año, es una carrera corta, tengo 30 años, me siento bien y sano, quiero aprovechar y pelear con los mejores, no quiero arrepentimientos en la vida y decir ‘hubiera peleado con él o con éste cuando tenía tantos años’; hay que aprovechar; me gustaría defender el título unas dos veces; tengo un gran compromiso con mi gente y quiero ser de los mejores mexicanos en la historia; es un camino largo, pero hay que trabajar para lograrlo”. 

Tras considerar que cumplió un sueño que tenía desde los ocho años, el flamante campeón verde y oro dijo que en todo momento se visualizó como ganador en dicha pelea, seguro de una parte clave en su triunfo fue la ausencia de público en la “Burbuja” de Las Vegas, pues puso total atención en lo que decían su papá y su entrenador Eddy Reynoso. 

“Tenía lastimado a mi rival, pero me gritaban que me calmara, que siguiera con el plan de trabajo. Muchas veces con el público me llegaba tanta emoción que cometía errores, me abría y me entregaba por querer noquear, terminaba en la lona o lastimado, ahora no había público, sólo escuchaba a mi papá y a Eddy; eso fue clave”. 

Finalmente, luego de recordar los consejos y enseñanzas del fallecido entrenador Francisco Bonilla, reconoció al ahora ex campeón “Alacrán” Berchelt, de quien dijo volverá fuerte y nuevamente será campeón mundial. 

“Le deseo todo lo mejor del mundo, me dio mucha tristeza ver a un amigo de esa manera (tras el nocaut), quiero darle las gracias por la oportunidad, le dije que será campeón de nuevo, quizá en 135 libras (61.200 kilogramos), sé que le costaba dar el peso, espero se recupere pronto, antes de cada pelea rezo por los dos, que regresemos ambos con nuestras familias, le deseo lo mejor al ‘Alacrán’ y sé que se convertirá en nuevo campeón”. 

Comments

comments

1 comentario

Deja una respuesta

  • wepea.com
    28 febrero 2021 at 8:55 pm -

    great post, i like it