Rescatan a dos funcionarios de la Sedeso retenidos por ejidatarios

Con el uso de la fuerza pública fueron rescatados dos funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) retenidos desde ayer por ejidatarios de La Esperanza, José María Morelos, para obligar al Gobierno del Estado a construir la carretera que unirá al pueblo con la cabecera municipal.

Hubo dos ejidatarios detenidos por intentar impedir la liberación de los trabajadores. Quedaron a disposición de un juez de control por ultrajes a la autoridad y obstrucción de la labor de las autoridades.

Quedaron en la comunidad una maquinaria, una patrulla, un camión de bomberos y la camioneta de Sedeso.

Ayer dos empleados de la instancia acudieron a levantar un censo para beneficiarios del Programa Piso Firme.

La molestia de los habitantes que desde hace meses exigen la construcción de 21 kilómetros de la carretera La Esperanza-José María Morelos, llevó a retenerles en un salón de clases.

Pese a los intentos de autoridades del Ayuntamiento de José María Morelos y Secretaría de Gobierno (SG), los ejidatarios no desistieron.

A las 04:00 horas de este martes un grupo integrado por 77 elementos de la Policía Quintana Roo en 25 patrullas acudió a La Esperanza a rescatar a los dos trabajadores de Sedeso.

Durante el operativo dos habitantes de la comunidad intentaron impedir el rescate, y fueron detenidos.

Se trató de Noé Arnulfo y Luis Osvaldo, de 22 y 31 años, respectivamente, quienes quedaron a disposición de un juez de control.

Las personas rescatadas estaban en el salón de una escuela. No sufrieron ningún daño.

El secretario general del Ayuntamiento de José María Morelos, Roger Caamal Hernández, indicó que se dará acompañamiento a los inconformes, en las gestiones para la construcción de la carretera.

Asimismo, exhortó a los ejidatarios de La Esperanza a evitar nuevos actos que transgredan la Ley, o serán sujetos a las penas establecidos por la Ley.

Durante el primer trimestre del presente año la obra de construcción de la citada carretera fue licitada.

Sin embargo, la agudización de la contingencia sanitaria por COVID-19 impidió su ejecución, porque la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) dejó de captar recursos.
El pasado 10 de septiembre los ejidatarios de esta comunidad bloquearon la carretera y retuvieron un camión con despensas. Con él a sus dos operadores y también a dos maestras.

Para liberarles, el secretario general del Ayuntamiento de José María Morelos y cuatro policías municipales tomaron su lugar.

24 horas después fueron liberados aunque quedaron en garantía una maquinaria para construcción de caminos, un camión de bomberos y una ambulancia.

La situación de había mantenido tranquila hasta ayer que se dio la retención de los dos trabajadores de Sedeso.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta