La mayoría de las familias de 13 comunidades de la zona rural están sufriendo los estragos de las bajas temperaturas.

Se ‘congelan’ en comunidades

TULUM. “La Zona Maya y de Transición registraron el día más frío de la temporada, pues en las 13 comunidades rurales el termómetro bajó hasta los 9 grados”, destacó el Director de Protección Civil, Armando Angulo Castilla, y pues lo anterior, según testimonios de las mismas familias, los afectó ya que viven en endebles viviendas construidas a base de palos y láminas de cartón y sin piso de cemento, ambiente que les provoca mucha frialdad.

En este tenor, el ex delegado municipal de Yalchén, Maclovio Cauich May, manifestó que ante la falta de recursos económicos no les queda más remedio que sufrir y aguantar las frías noches con sus madrugadas. “En estos días y noches de frío debemos buscar de distintas formas cómo cubrirnos de las bajas temperaturas, ya que por la condición de nuestras viviendas es difícil protegernos, así que en medio de la casa tenemos que prender un fogón, pero nos dicen las autoridades que es peligroso”.

Por otro lado las propias familias de los poblados rurales, dicen que no saben qué vaya a pasar en los próximos días, pero requieren de ayuda emergente y aseguran la pobreza es tremenda y la gente no tiene con qué protegerse, y reiteran que necesitan el apoyo, pues el frío se siente más en la zona rural como la noche y madrugada del domingo que bajó a 9 grados.

Maclovio Cauich May, resaltó que le gustaría tener un mejor sitio para vivir, pero la falta de recursos lo limita para ofrecer a su familia cosas mejores, como un lugar cálido para pasar el frío. “Una de las temporadas más difíciles para todas las familias del poblado, es el invierno, porque aunado a las condiciones de mi casa no tengo un trabajo donde pueda ganar bien y poder pagar para que me construyan una casa de bloques y techo de concreto, pues aunque viviera amontados sufriríamos el frío durante la noche y la madrugada”, explicó.

El director de Protección Civil, Armando Angulo Castilla, explicó que como cada año, en los periodos que resurge con mayor fuerza el frío, las comunidades rurales se convierten en un factor de enfermedades y el problema se incrementa porque es precisamente en esta región donde vive la gente más pobre, es decir, la que tiene menos recursos para cubrirse de las bajas temperaturas.

En las comunidades rurales viven unas 10 mil familias y la mayoría padece el mismo problema, los techos de las casas son de láminas y sus habitantes apenas tienen ropas para abrigarse, los efectos por los cambios bruscos se resiente principalmente en los menores y personas de la tercera, reiteró el ex delegado municipal de Yalchén.

Una mujer, madre de dos jovencitas dijo que la mayoría de las chamarras o suéteres que tienen ya están muy gastados, “pero no nos queda de otra así nos los ponemos porque el frío no se aguanta”.

En esta zona, las temperaturas han descendido hasta menos 10 grados, la mujer compartió que es en esta temporada es cuando más problemas tienen, “por un lado, nos enfermamos de la garganta y por lo mismo que la casa es muy fría tardamos mucho en componernos”, dijo.

(Por Rossy López).

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta