Vecinos de Pok Ta Pok viven una verdadera pesadilla

El esquema de renta vacacional a través de plataformas digitales de hospedaje, ha convertido la zona residencial colindante al club de golf, en un área de antros, narcotráfico y prostitución, que ponen en riesgo la seguridad de las 650 familias que habitan el lugar.

Por Redacción

Quequi

El esquema de renta vacacional a través de plataformas digitales de hospedaje, ha convertido la zona residencial colindante al club de golf Pok Ta Pok en la Zona Hotelera de Cancún, en un área de antros, narcotráfico y prostitución, que ponen en riesgo la seguridad de las 650 familias que habitan el lugar, cuya situación amenaza con extenderse a otras partes de Quintana Roo.

Ubicada en la primera etapa de la Zona Hotelera de Cancún, las familias que habitan esta zona residencial viven hoy una pesadilla que inició hace más de dos años cuando supuestos empresarios extranjeros y siete propietarios de casas, convirtieron el emblemático lugar en centros de fiestas, donde se vende y consume droga, además de practicar la prostitución a la vista de todos.

Denunciaron que las fiestas pueden durar desde una noche hasta una semana entera, lapso en el cual se llevan a cabo todo tipo de actividades ilícitas, que han provocado que por las calles se pueda observar prostitutas y borrachos tirados en las banquetas a plena luz del día, que le han robado la tranquilidad a la zona, además de una excesiva generación de basura.

A lo anterior se suman el mal comportamiento de personas en estado de ebriedad o intoxicadas con enervantes que salen de las fiestas, actos de violencia a mujeres y el homicidio de dos personas ocurrido el 27 de marzo pasado, sin que hasta ahora nadie haya atendido la situación, que viola el bando de policía y buen gobierno.

La situación empieza desde las reglas ambientales que regulan los decibeles permitidos en una zona residencial, los cuales no son respetados por los organizadores de estos eventos, quienes ponen la música más allá de lo permitido por el reglamento correspondiente, además de promover actividades ilegales, como narcotráfico y prostitución, en una clara violación al uso de suelo.

Las calles más afectadas son Pot Ta Pok, Gaviotas y Quetzal, por lo que las familias hacen un urgente llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para frenar esta pesadilla y evitar que este cáncer se expanda a otras zonas residenciales de Quintana Roo, no sólo de Cancún, donde las rentas vacacionales están siendo usadas como fachadas.

Los hechos que ponen en riesgo la salud y bienestar de los vecinos de la zona residencial, se registran en los domicilios ubicados en los lotes 28-D, 12-4 y lote 12 de Paseo Pok ta Pok, el lote 20-01 de la calle Quetzal y el lote 06-04 de la calle Gaviotas en la sección B, donde se ha detectado la realización de ese tipo de eventos irregulares y actividades ilegales, que podrían extenderse a otros sectores del estado que ofrecen también el servicio de renta vacacional.

Por ello, hacen un desesperado llamado a las autoridades y la comunidad, pues temen por su seguridad, ya que saben que conductas ilegales como las expuestas, comienzan en una casa y pueden continuar, hasta crecer y hacer imposible la vida cotidiana de las familias que habitan las zonas residenciales de Cancún si no se atiende el problema a tiempo.

Asimismo, solicitaron la clausura de los lugares que operan fuera de la ley y procesar a los responsables, fincándoles las sanciones administrativas, penales, fiscales y lo que resulte, tras cansarse de solicitar la intervención de la policía sin lograr poner un alto a dichas fiestas, pues las autoridades no han iniciado los procesos adecuados para ello.

Indicaron que en ese lapso han realizado cientos de denuncias telefónicas al 91, que han derivado en intervenciones de la policía sin resultado, pese a que cuentan con evidencia fotográfica y videográfica de todo lo que acontece en la zona, sin importar que hay familias con niños que se ven expuestos de manera constante a este tipo de conductas.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta