Viajar sola por el mundo sí es posible

ONE GIRL, ONE WORLD

Por Pilar González

Este artículo está dedicado a ustedes, mujeres que viajan solas.

A ustedes, que son mujeres y aventureras.

A ustedes, mujeres que tienen ganas de ser viajeras.

A ustedes, mujeres que son viajeras que van acompañadas o para

A ustedes, mujeres que son viajeras que caminan solas por la vida.

Y sobre todo a ustedes que todavía se siguen preguntando

 cómo es ser mujer y viajar sola.

Que alegría me da tenerte aquí leyendo esto que con mucho amor escribí para ti. Primero, Me presento, soy Pilar González, modelo y presentadora de televisión colombiana que desde hace mas de 5 años esta recorriendo el mundo sola en busca de aventuras mostrándole al mundo que ‘No somos el sexo débil’.

En la actualidad, vivimos en un mundo que para muchas cosas es bastante machista. Y son muchas las veces que la sociedad se asombra cuando una mujer dice que se va de viaje sola. Todos esperan a que se vaya de viaje con las amigas, con la familia y en especial con la pareja, pero decir que nos vamos a viajar sola aun causa “sorpresa”. Estamos acostumbrados a que son más los hombres los que viajan solos. Es mas común que un hombre ande por ahí sin otra compañía más que la de su mochila.

No te voy a mentir, al principio fue una decisión que tomo mucho coraje y valentía. Mi padre era un hombre de aventura, fue capitán de la policía en Colombia y estaba acostumbrado a tomar decisión arriesgadas. Dedico su vida a trabajar y cuidar de su familia pero su sueño siempre fue: conocer el mundo aunque nunca pudo llegar a cumplirlo. Cuando el falleció, mi vida cambio para siempre. Fue repentino, sin previo aviso y no pude decirle adiós. Pero una parte de el se quedo en mi, ese sueño se convirtió en el mío y desde entonces he tratado de disfrutar de la vida como si cada día fuera el ultimo.

Apenas tenia 21 años y me sentía perdida, sin rumbo y con el corazón hecho pedazos. Pero hoy con 25 años puedo decirte que viajar le dio sentido a mi existir. En mi primer viaje todos los miedos, inseguridades y hasta los cuestionamientos estaban a flor de piel. Si estas pasando por eso, tranquila, es completamente normal. Todas lo vivimos, todas nos preguntamos cómo será ser mujer allá afuera, en un mundo que todavía no conocemos y, obviamente, todas tenemos a alguien que nos pregunta si no nos da miedo eso.

Nadie nos pregunta si nos da miedo ir solas al gimnasio o ir solas al supermercado, nadie nos pregunta si tener un bebé durante 9 meses en nuestro vientre nos da miedo ni tampoco nos preguntan si nos da miedo atender la casa y hacer de comer a nuestro esposo e hijos, pero viajar solas… viajar solas es algo que sí nos tiene que dar miedo. O eso parece. Muy extraño, verdad?

Para muchos puede parecer lógico. La mujer está considerada como “el sexo débil” y por eso nos ven más frágiles y vulnerables que a los hombres. Sí, puede ser cierto en algunas cosas, tal vez puede que no … pero sepan que todo lo que tenemos de frágiles y vulnerables lo tenemos de fuertes.

Obvio, hay que reconocerlo: viajar por el mundo siendo mujer no es igual a que si fuésemos hombres. Las culturas de muchos países, por ejemplo, tienen diferentes percepciones respecto al rol de la mujer y poco tienen que ver con lo que acostumbramos en nuestra vida occidental. Muchos se preguntan: ¿Cómo será para las mujeres de Oriente que viajan solas? ¿Tendrán los mismos miedos respecto a la aceptación en las otras sociedades? Y la respuesta es SI, ellas tienen los mismo sueños pero culturas mucho mas marcadas por estos estereotipos. En mi solo-trip en Croacia conocí a Umangi, una chica de 27 años originaria de la India que había sido lo suficientemente valiente de esperar por el verdadero amor y no casarse con el hombre que su familia le había impuesto, de salir de viaje sola para Croacia por 4 meses y de trabajar en una empresa con un jefe homosexual.

No se dejen engañar. El mundo no es un lugar inseguro, eso es lo que nos quieren hacer creer y, por lo general, los que nos dicen esto, son quienes no se animan a hacer lo que de verdad quieren y por eso, se la pasan desanimando a quienes sí lo intentamos. Ser una de las tantas mujeres que viajan solas no tiene que ser algo malo sino más bien todo lo contrario. Muchos deberían tomar como ejemplo nuestra fortaleza para dejar todo atrás y animarnos a descubrirnos a nosotras mismas de otra forma, a entender que tenemos el valor y la fortaleza para hacer las cosas por nosotras mismas y que sobre todo, somos capaces de afrontar los miedos y las “cláusulas” impuestas por la sociedad en la que vivimos.

Viajando por el mundo me di cuenta de que muchas mujeres tenían este mismo sueño,  querían tomar la misma decisión pero no encontraban la motivación o inspiración para hacerlo ya que estaban llenas de preguntas y pocas respuestas. Por eso en 2018 le di inicio a uno de mis proyectos mas especiales: One girl – One world, un blog de viajes en Instagram (@_onegirloneworld_) donde relato mis experiencias, comparto mis vivencias, ayudo con recomendaciones y concejos de vuelos, hoteles y destinos. Soy comunicadora social y periodista, con una maestría en gestión de negocios y mercadeo, era la oportunidad perfecta de poner mis capacidades y conocimientos en practica para el beneficio de la sociedad femenina y latinoamericana. Gracias a este sueño, he podido inspirar a más y más mujeres a conocer el mundo sin depender de nada ni nadie.

Me imagino que te estas preguntando en donde estoy ahora mismo…

Después de llevar varios años siendo una nómada digital, conseguí un contrato con un canal de televisión en Guatemala y estaba feliz trabajando y ahorrando un buen dinero porque mi plan inicial era terminar de viajar Centro América, pero llego la pandemia del Covid-19 y lo cambio todo. Quede atrapada en Guatemala cuando cerraron las fronteras, con miedo y mucha incertidumbre de lo que venia o de cuando podría volver a ver a mis seres queridos. Después de unos difíciles y muy largos 8 meses, tome la decisión de salir del país así sea por tierra.  Mi salud física y mental estaba muy afectada ya que no estaba acostumbrada a estar en un mismo lugar por mas de 3 meses. Tenia mucho tiempo sin ver a mis seres queridos y aún no habían muchas respuestas de los gobiernos sobre las apertura de fronteras, así que tomé un carro por 7 horas hasta Tecun Uman, un vuelo de Tapachula a Ciudad de México y otro hasta Cancún. Por ultimo un carro por una hora hasta mi destino final, mi nuevo hogar:  Playa del Carmen. Con todo esto de la pandemia ha sido imposible viajar como antes, por eso siendo responsable con la crisis de salud mundial que vive el mundo, decidí tomarme un descanso mientras seguía cumpliendo sueños. Desde que tengo memoria, vivir al frente de la playa fue de esas ilusiones que me levantaban de la cama cada mañana, y hoy, mientras escribo esto para ustedes, estoy balanceándome en mi hamaca, con la brisa del océano acariciando mi rostro y  viendo el mar de fondo detrás de la pantalla de mi computador.

Para mi, tomar la decisión de viajar sola fue lanzarme al vacío sin paracaídas, pero teniendo la confianza de que en el camino iba aprender a volar. Tuve miedo muchas veces pero mas allá de tomar fotos para las redes sociales, probar comida exótica o conocer paraísos terrenales, yo buscaba romper con el estereotipo del sexo débil y demostrarme a mi misma y al mundo entero que <yo si puedo>. Si nos ponemos a pensar, no hay más prejuicios que los que nosotras mismos nos ponemos. No hay más obstáculos que nuestros propios miedos y no hay nadie que vaya a venir a cambiar eso si nosotras no queremos hacerlo.

Hoy te puedo decir que ha sido la mejor decisión de mi vida y que los sueños si se cumplen. Deja atrás los miedos, los estereotipos y los dictámenes de la sociedad que la vida es muy corta.

Trabaja duro por lo que quieres alcanzar y vuela alto.

Anímate, hay mucha generosidad allá afuera y te vas a dar cuenta que ser mujer y viajar sola tiene muchos más beneficios de lo que creemos. No te olvides de que tenemos nuestros encantos y hay cosas que pueden resultarnos más fáciles a nosotras que a los hombres. Y un secreto: ellos lo saben.

Instagram: @_onegirloneworld_

Quien soy:

Nací en Colombia en 1995 y desde pequeña fui inquieta, curiosa y muy independiente.
Un día me canse de ver pasar la vida detrás de la ventana y adopte el viaje como un estilo de vida. Mi personalidad es emprendedora y perseverante por naturaleza. También autodidacta y me adapto muy fácil. Por eso siempre me vas a ver creando cosas nuevas y moviéndome de un lugar a otro. Soy Nómada Digital y cargo mi oficina portátil a donde quiera que vaya. Creo en el amor, las energías, el poder de Dios y que todo pasa por una razón. También soy fiel creyente de que nada es imposible si de verdad trabajamos para ello. Soy apasionada del mar, los caballos y la buena comida. He recorrido mas de 38 países en los últimos 5 años y de mis favoritos: Islandia, la tierra de hielo y fuego.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta